Hogar no logró frenar a Gimnasia y cayó en Berisso

En un partido que por momentos lo tuvo cerca, Hogar sucumbió ante Gimnasia de Pergamino por 86 a 71, gracias a la buena efectividad desde la línea de 3 puntos de los de Pergamino y la defensa zonal, que supo golpear en los momentos justos. En el verde se destacó Crivaro con 20 puntos, mientras que en Gimnasia el mejor fue Chervo con 22 unidades.

|Por Nelson Da Silva/@nelsin95

El comienzo del encuentro mostró a los dos conjuntos sin sacarse grandes diferencias hasta el meridiano del parcial, donde empardaban en ocho. Hogar comenzó a discutir por demás con los jueces y rápidamente la visita se le escapó gracias a la alta eficiencia de tres puntos. Crivaro ingresó y le devolvió la paridad al cuarto, que finalizo con su conjunto solo cuatro unidades abajo, 18-14.

El Verde aprovechó esa efervescencia y rápidamente se posicionó a una sola unidad de diferencia del puntero de la zona. Casi sin merecerlo y con algo de suerte, la visita logró encestar cuatro triples en fila (Cionco y Maffei), y mató todo envión anímico de los locales, que se alejaban a 12 puntos con cuatro minutos para finalizar la primera mitad. Sayar volvió al rectángulo de juego pero poco pudo hacer, porque los de Pergamino seguían intratables desde la larga distancia y cerraban la primera mitad con 18 puntos de ventaja sobre su rival, que cometió muchas pérdidas de balón en el traslado y los pases.

A la vuelta de los vestuarios, los dos conjuntos forjaron su juego en los internos, destacándose Vieyra y Chervo como cartas de gol. Gimnasia comenzó a forzar las pérdidas bajo una presión de dos hombres al jugador con balón, pero también se mostraba carente a la hora de buscar el uno contra uno y dependía de la efectividad de los tiradores. En los de Berisso, Crivaro se mostraba como principal carta de gol, que dejaba expuesto las diferencias de tamaño y de jerarquía de los planteles, sumado a la baja efectividad desde la líneas de libres (36%). Epeloa solicitó tiempo muerto cuando el marcador llegó a 20 unidades de diferencia (40-60), pero de poco sirvió ya que no logró frenar el ímpetu de los de Pergamino, que estiraron la diferencia a 23 en el final del cuarto, 65-42.

Los últimos diez minutos mostraron a la visita bien desde la larga distancia únicamente y a un conjunto local que salió a batallar y pelear en todas las puntas para, con más ímpetu que buen juego, intentar recortar la distancia. Las individualidades del conjunto que marcha primero en la zona, permitieron que la diferencia no se reduzca de 22 puntos en más de siete minutos de juego. Zanassi ingresó al rectángulo de juego y se mostró intratable desde la media y larga distancia con 17 puntos para su conjunto en el último cuarto, que no fueron suficiente para recortar la enorme brecha. Ya en los minutos finales, los dos técnicos decidieron rotar los bancos y darle minutos a los menores, para culminar el encuentro 86-71 para los de Bargiano.

Síntesis:

Hogar Social (71): Rodríguez Lambre (X); Zanassi 17; Hermida 6; Sayar 12 y Vieyra 7 (F.I.); Ochoa 3; Crivaro 20; Valenti 3 y Melkun 3.
DT: Pablo Epeloa.

Gimnasia de Pergamino (86): Gobetti ; Marelli 13; Maffei 15; Cionco 12 y Chervo 22 (F.I.); Lavezzo 3; Gallardo 9; Lavezzo 3; Mirada 2; Marconato 3.
DT: Guillermo Bargiano.

Parciales: 14-18; 28-46 (14-28); 42-65 (14-21); 71-86 (29-21).

Árbitros: Luciano Yaman – Ariel Villalba.

Estadio: Hogar Social.