Gimnasia comenzó el año con el pie izquierdo

El Lobo no pudo con Tomás de Rocamora que se quedó con la victoria por 78 a 76 en un partido parejo que se definió en el final. Gimnasia vuelve a caer de visitante pero su andar fue mejor aunque no lo supo cerrar. El destacado del Mens Sana fue Brandon Nazione con 29 puntos y 5 rebotes, la mala noticia fue la lesión de Leonardo La Bella en el aductor, que lo obligó a abandonar el campo de juego.

KODAK Digital Still Camera

| Por Javier Genoni / @javigenoni | Foto: Prensa Tomás de Rocamora

Esta vez no se cumplió la frase que asegura que técnico que debuta gana, ya que en su primer encuentro al frente del equipo, Héctor “Tito” Santini no consiguió la victoria. De entrada fue un encuentro parejo, en donde el Lobo sumaba con La Bella y Lisandro Villa mientras que el dueño de casa hacia lo propio con Jovanovich para que ambos equipos se mantengan en paridad en el marcador. Además del entrenador, en Gimnasia debutó Willy Kouassi quien ingresó en el quinteto inicial pero no tuvo muchos minutos. Gol por gol se vivía en cancha del Rojo de Concepción del Uruguay, con buenas acciones de parte de los dos conjuntos que necesitaban ganar. Sobre el final Rafael Rosende igualó el encuentro en 16 con un triple pero Deck se encargó de darle la ventaja al anfitrión para ganar el primer cuarto 18 a 16.

Para el segundo chico, el Albiazul sumó rápido con Nazione y Matías Sesto para tomar la delantera 21-18. Rocamora respondió con Deck pero el Mens Sana tuvo un gran pasaje de juego asociado y contundencia para defender y sacar ventaja de 28-22 con un parcial de 7-0. Gimnasia fue superior y no dejó que los entrerrianos se acerquen pese al empuje local, que no quería regalar el triunfo. Buen momento del equipo de Santini que pareció derrumbarse cuando La Bella debió abandonar la cancha por un fuerte dolor en el aductor, en lo que sería un probable desgarro para el base Tripero. Pese a esto, el Lobo mantuvo la intensidad para seguir al frente hasta que a falta de 30 segundos para el cierre, un doble y falta convertido por el local sumado a varias perdidas en la salida del Mens Sana, hizo que los entrerrianos pasen a ganar 38 a 37 e irse al descanso largo con buen ánimo.

Para el complemento, el Albiazul se repuso con Rosende y Nazione como principales armas ofensivas. Firme para defender y preciso en ataque, Gimnasia mostró su mejor versión ante un Rocamora deslucido y que no encontraba su juego. Nazione estuvo imparable convirtiendo a distancia y cerca del poste bajo, excelente actuación del estadounidense que cada vez juega mejor. Los dirigidos por Santini, impusieron su juego y llegaron a sacar diferencia de 11 puntos. Rocamora no bajó los brazos, siguió buscando y recortó la brecha para encarar el cuarto definitorio 61 a 55 abajo.

En los últimos diez minutos, la paridad volvió a ser protagonista ya que el dueño de casa aumentó el nivel de intensidad y de a poco cortó los circuitos ofensivos del Tripero. El ingreso de Baralle en Rocamora le dio mucha dinámica y fue decisivo desde la conducción. Los minutos continuaron y al Lobo cada vez le costaba más sumar, cansado y agotado por el calor dentro del estadio que hacia agobiante el juego. Tanto insistió el Rojo que pasó al frente 74-73 a falta de 2 minutos por jugar, lo cual obligó a Santini a parar el juego. Tras las indicaciones, Rocamora sumó para estirar la diferencia pero un triple de Esteban Rusconi igualó el partido en 76 con 50 segundos por jugar. Pese al tiro convertido, no fue suficiente ante la determinación del local de quedarse con el triunfo y a las malas decisiones del Tripero para cerrar el partido. Fue así que Gandoy decretó el 78 a 76 final y una nueva derrota fuera de casa para Gimnasia.

Síntesis:
Rocamora (78): Deck 10; Semiglia 3; Gandoy 7; Jovanovich y Lozano (F.I.); Impini 8; Johnson 10; Baralle 22 y Pag 3.
DT: Juan Varas.

Gimnasia (76): La Bella 5; Sesto 8; Villa 13; Nazione 29 y Kouassi (F.I.); Lancieri; Rusconi 3; Rodríguez Barrionuevo 5 y Rosende 13.
DT: Héctor Santini.

Parciales: 18-16; 38-37 (20-21); 55-61 (17-24); 78-76 (23-15).

Árbitros: Danilo Molina – Jorge Chávez.

Estadio: Julio César Paccagnella, Tomás de Rocamora.