Santini: “Llego a un equipo que tiene potencial”

Héctor Santini dialogó sobre su llegada a Gimnasia para lo que resta de la Liga Argentina y expresó sus sensaciones y expectativas para lo que se le viene al Lobo.

¿Qué te sedujo de Gimnasia y qué pudiste ver? ¿A qué equipo llegás?

Decidí aceptar porque Gimnasia es una institución que tiene mucha historia. Me agarra en un momento que realmente tenía muchas ganas de dirigir y conozco a los dirigentes. La dirigencia actual que está a cargo del básquet, lo está haciendo muy bien. Tengo conocimiento de la forma en que están trabajando. Y sé que llego a un equipo que creo que tiene potencial y que está para satisfacer las expectativas de la dirigencia. Tiene buenos jugadores, jugadores jóvenes y es un momento muy bueno para dirigirlos.

Te pregunto por el extranjero. Se decidió que no va a seguir Wilkerson, ¿estuviste viendo algo o hablaste con la dirigencia para la búsqueda?

Estamos buscando. La realidad es que hay que adaptarse al presupuesto. Es muy difícil encontrar un jugador que cumpla con los roles que nosotros pretendemos. Lo ideal sería ir por alguien versátil, que pueda jugar tanto de espaldas, como de frente. La dirigencia se está manejando bien y estamos en contacto permanente. Es un momento bastante difícil para conseguir un extranjero por la época del año. Pero tenemos fe, tenemos paciencia y seguimos buscando con mucha expectativa para ver si podemos lograr suplir al extranjero que se fue, incluso mejorarlo. La idea en un principio es mejorar ese puesto.

Conocés al plantel y hay una base que viene desde hace algunos años, con La Bella a la cabeza; ¿a qué querés vos que juegue tu Gimnasia?

Gimnasia está jugando bien porque está cubriendo las expectativas que se tenían. Tampoco la idea es cambiar mucho la filosofía del equipo. Hay que ver, una vez que yo esté con el equipo, me iré adaptando e iremos viendo a ciencia cierta de qué forma se puede jugar. Conozco al equipo, conozco a los jugadores, pero una cosa es verlo de afuera y otra distinta es estar en contacto con los jugadores. Eso lo vamos a ir viendo en la primera semana que comencemos con los entrenamientos, el 2 de enero. Ahí vamos a ver lo mejor que podemos hacer, ver el extranjero a traer y buscar la forma de juego del equipo.

Desde un primer momento en Gimnsia se apuntó con mejorar lo que se viene haciendo en años anteriores, dejar de ser sorpresa y empezar a ser serios aspirantes al título, ¿supongo que la idea es seguir por ese mismo camino?

Sin dudas. Igualmente el tema de ascenso no fue algo que se haya hablado. En mí esta que, siempre que agarro un equipo, lo agarro con la mayor expectativa posible. Uno nunca sabe, esto es un juego. Yo creo que Gimnasia no es sorpresa, está haciendo una muy buena Liga. Y el correr del tiempo nos va a decir para qué estamos. Nosotros con el cuerpo técnico tenemos las mayores expectativas. Todavía no he hablado con los jugadores, pero la idea es ser lo mejor posible. Después veremos para qué está el equipo.

Tuviste un paso por Unión Vecinal en 2013-2014; ¿qué recuerdo tenés de aquellos momentos?

Me queda el mejor de los recuerdos. Primero por el material humano, los jugadores, la dirigencia, Miguel García, los hijos…tanto los dirigentes como los que jugaban. Tengo un recuerdo imborrable porque fue volver a estar en el club de mi barrio, donde yo me inicié. Y recuerdo mucho el cariño de la gente y de los dirigentes. Era un equipo ganador. Salimos campeones y cumplimos el objetivo en el Torneo Federal. Así que fue maravilloso, al igual que toda mi estadía en La Plata. Eso también tuvo que ver con mi decisión. La Plata es una ciudad que me gusta mucho. Yo ya había estado unos años atrás en el Club Universitario y me quedaron muchos amigos. Recuerdo imborrable. Incluso siempre miro y leo sobre las campañas de Unión Vecinal. Así que, de paso, aprovecho para felicitarlos por un nuevo campeonato.