La costumbre del Amarillo

Unión se quedó con un nuevo triunfo ante Atenas, esta vez por 60 a 55 y es el campeón anual del básquet platense. Un gran juego colectivo a lo largo del primer tiempo y un buen cierre le permitieron a los de Navazo quedarse con la victoria ante el Griego. Este significa el quinto título del año seguido para el Amarillo y el número 13 desde el 2001. 

|Por Alejandro Malky/@alemalky | Foto: Diego Mayorga Díaz

El juego definitorio del 2017 para el básquet platense comenzó trabado para ambos equipos, con el Amarillo que se mostró asfixiante en defensa y logró capitalizar poco a poco una diferencia en el tanteador, con Winschel encendido con 6 puntos. Enfrente, el Griego estaba impreciso y solo funcionaba en el marcador a partir de las penetraciones de Ciganek y Pagella, aunque tuvo algunas distracciones defensivas que llevaron a que los de Navazo cerraran el primer cuarto al frente por 18 a 10.

En el segundo capítulo, Unión apostó a la misma intensidad defensiva y logró correr, con buenos ingresos de Kruzich, Núñez y Griszka, que le dieron mayores ventajas. Los de Remaggi, por su lado, estaban contrariados con el aro y no lograban encontrar variantes para anotar. Pero sobre el cierre, la dupla Aude – Zulberti en la pintura le permitió a Atenas descontar un poco y llegar al entretiempo abajo por 39 a 27.

Al regreso de los vestuarios, la tendencia pareció mantenerse a favor de los de calle 9. Con dobles de Bruno, García y González, el Amarillo llegó a sacar una máxima de 18 a falta de siete minutos del tercer cuarto (45-27). Sin embargo, a partir de allí Atenas se despertó poco a poco, se hizo más duro en el costado defensivo y metió un parcial de 11 a 2 de la mano de Pagella y Zulberti, para llegar al cierre con ventaja para Unión por 47 a 38.

El inicio de los diez minutos finales del encuentro fueron a favor de los de calle 13, que tuvieron en Zulberti a su estandarte para seguir descontando, ante un conjunto de Navazo que no lograba capitalizar las penetraciones y se mostraba impreciso con los pases. Un triple de Disipio y una bandeja pasada de Pagella pusieron a los de Remaggi a solo un punto con poco menos de tres minutos por jugar (52-51). Pero hasta allí llegó la reacción de Atenas, porque Unión manejó los tiempos con paciencia, tuvo un González infalible desde la línea de libres y cerró su aro, para llegar al 60 a 55 final con el que el Amarillo se consagró como campeón del año.

Síntesis:

Unión Vecinal (60): Winschel 7; González 10; García 5; Genoro 10 y Bruno 12 (F.I.); Griszka 4; Álvarez 2; Veleda 6; Kruzich 4; De Marziani y Núñez.
DT: Ignacio Navazo.

Atenas (55): Pagella 12; Ciganek 11 (X); Fr. Borrajo; Mele y Zulberti 16 (F.I.); Fe. Borrajo; Schroeder 5; Disipio 3 (X); Aude 4; Lorda 2 y Masson 2.
DT: Oscar Remaggi.

Parciales: 18-10; 39-27 (21-17); 47-38 (8-11); 60-55 (13-17).

Árbitros: Fabricio Vito – Maximiliano Cáceres – Walter Milocco.

Estadio: Polideportivo Víctor Nethol de Gimnasia.