La U se consagró en la Super Final

En un partido con mucho drama y doble tiempo suplementario, Universitario se quedó con la Super Final al derrotar a Círculo Penitenciario por 60 a 57. El cotejo fue sumamente parejo, no se registró en ningún momento una ventaja en doble dígito y tuvo muchas emociones. Las campeonas del Apertura fueron superiores en la primera mitad, pero las recientes ganadoras del Clausura mostraron una mejor cara en la segunda. En los suplementarios la paridad persistió, pero en el segundo a falta de 8 segundos para el cierre dos libres de Nadia Paggi le dieron la ventaja a Las Cuervas. Candela Fernández fue la figura de las campeonas, con 20 puntos y 11 rebotes, mientras que en las vencidas no alcanzaron las 15 unidades y 7 tableros de Carolina Pérez.

|Por Guido Quercetti/@GuidoQ77 | Foto: Alexis Igal

El Julio Costa parecía semi vacío a 15 minutos de comenzar el partido. Pero a medida que se acercaba el salto inicial, los lugares comenzaban a llenarse. Para cuando la naranja estaba en juego, casi no quedaba lugar disponible en las tribunas.

El inicio del partido mostró a dos equipos imprecisos, tal vez por lo que estaba en juego. Pasaron más de 4 minutos desde el arranque hasta que Ana Rimada pudiera convertir el primer doble de este decisivo encuentro. El conjunto de azul y rosa pudo imponer su juego, con otras 4 unidades de su interna, sumado a los 7 rebotes de Antonela Otaran, mientras que el elenco de Gonnet no podía encontrar el aro. El goleo resultó bajo, como en casi todos los pasajes de la noche. Con un 12-6 las campeonas del primer semestre cerraban mejor el primer chico.

En el segundo parcial se vio la mejor versión ofensiva de ambos elencos. Los nervios parecían haber quedado atrás y los ataques empezaban a ser más fluídos, rápidos y eficaces. De todas formas, en los primeros instantes del cuarto, las primeras defensivas exitosas de las dirigidas por Maximiliano Mérida llevaron a lo que fue la máxima ventaja en el partido (17-9). Desde ese momento, Las Cuervas reaccionaron, se encendieron en ataque y establecieron un parcial de 12-4 para igualar las acciones. En los instantes finales de la primera mitad, dos bombazos de larga distancia provenientes de las manos de la goleadora de Penitenciario le dieron una ventaja de 29 a 22 para irse al descanso largo.

Al retorno del entretiempo, la defensiva de las chicas conducidas por Gabriel Ferrando mejoró de manera notable, mientras que las muchachas de Penitenciario volvían a padecer su karma de los terceros cuartos, situación que sufrieron casi todo el año. La goleadora del partido fue la más destacada, con 6 unidades. El juego se tornó un tanto friccionado y cada fallo arbitral era protestado. Con el marcador igualado en 35 quedaba todo por decidirse en el último período.

Ya cansadas por la poca rotación que hicieron ambos entrenadores, las jugadoras salieron a dejar todo en los últimos 10 minutos. Al igual que en el inicio, los dos elencos tuvieron dificultades para anotar en los primeros instantes del decisivo. En el tramo medio ambas defensas se relajaron un poco (la falta de piernas ya era notoria) y las anotaciones llegaban con tiros cercanos al aro. Los nervios se volvieron a hacer presentes, junto al cansancio en los instantes finales, lo que derivó en una sequía casi total en los últimos dos minutos de juego. BaFe tuvo la última pelota, pero Rimada no pudo tomar un tiro cómodo y así se tuvo que ir a suplementario.

En el tiempo extra, el elenco del norte se tomó una ventaja de 5 a falta de 1:15 y pareció sentenciar la historia. Pero Mérida solicitó un tiempo muerto que cambió la actitud de las jugadoras que estaban frustradas. Un doble con falta incluida a Morales dejo el tablero igualado en 53 con menos de medio minuto restante, pero la tiradora no consiguió desnivelar. En la última jugada fue Paggi la que no logró destrabar el empate y así se necesitaba de un segundo suplementario para decidir al equipo campeón.

En el siguiente tiempo extra, un triple de Fernández, seguido por otro de Ayelén Demontis seguían dejando el marcador igualado. Pero con la U arriba por la mínima y la tenencia de la pelota, el reloj de posesión que ya no corría, BaFe tuvo que cortar a Paggi con falta. La número 5 no había tenido una buena jornada desde la línea de los suspiros (5/12 hasta ese momento), pero con 8 segundos restantes no titubeó, encestó los dos y obligó a su rival a buscar el triple. Las Cuervas defendieron de manera asfixiante la última pelota y no dejaron tomar un tiro cómodo y de esa forma se consagraron como las campeonas anuales.

Cabe destacar que este nuevo título que consiguió Universitario es el primero a nivel anual, en cualquiera de sus categorías mayores.

Síntesis:

Círculo Penitenciario (57): Ai. Demontis 7; Morales 11 (X); Pérez 15; Rimada 11 y Otaran 5 (F.I.); Fuentes 2; Ay. Demontis 6 y Sarti.
DT: Maximiliano Mérida.

Universitario (60): García Sánchez 2; Paggi 14; Santamaría 7; Pincheira 11 y Fernández 20 (F.I.); Pérez 6 (X).
DT: Gabriel Ferrando.

Parciales: 12-6; 29-22 (17-16); 35-35 (6-13); 46-46 (11-11); 53-53 (8-8); 57-60 (4-7).

Arbitros: Martín Cullari – Franco Ronconi

Estadio: Julio Costa, Platense.